ORIGEN: Tibet

ASPECTO GENERAL
: Es un perro vigoroso, copiosamente cubierto de pelo, de porte altivo y una cara en forma de crisantemo.

CARACTERISTICAS
: Inteligente, activo y alerta.

TEMPERAMENTO
: Amistoso e independiente.

CABEZA Y CRANEO
: Cabeza ancha, redonda, con amplitud entre los ojos. El pelo de la cabeza debe ser desgreñado y caer bien sobre los ojos. Debe tener una barba y bigotes abundantes. El pelo de la nariz debe crecer hacia arriba dándole un efecto característico de forma de crisantemo. El hocico debe ser amplio, cuadrado, corto, plano, peludo y sin arrugas. La nariz es de color negro, aunque puede ser de color hígado oscuro en aquellos perros color hígado o con manchas de ese color. La distancia de la punta a la depresión fronto-nasal (stop) bien definida debe ser casi una pulgada (2,54 cm). Hocico nivelado o ligeramente inclinado hacia arriba en la punta. La parte superior de la trufa debe estar en línea o ligeramente por debajo del borde del ojo. Las fosas nasales son amplias y abiertas. La nariz inclinada hacia abajo es muy indeseable, al igual que las fosas nasales apretadas. La pigmentación del hocico debe ser lo más uniforme posible.

OJOS
: Grandes, redondos, de color oscuro, colocados bien distantes entre sí, aunque no son saltones. Tienen una expresión afectuosa. En los ejemplares color hígado o con manchas de ese color, se permiten los ojos de un color más claro. La parte blanca del globo ocular no debe ser visible.

OREJAS
: Grandes, colgantes; pabellón largo. Su implantación es ligeramente por debajo de la coronilla del cráneo, y están recubiertas de pelo tan denso que parezca que se funden con el pelo del cuello.

BOCA
: Ancha; dentadura en pinza o con un ligero prognatismo. Labios bien contiguos.

CUELLO
: Bien proporcionado, delicadamente arqueado, con suficiente longitud para llevar la cabeza altivamente.

EXTREMIDADES ANTERIORES
: Hombros bien inclinados hacia atrás. Los miembros anteriores son cortos, musculosos y de huesos fuertes, tan rectos como sea posible, compatibles con un tórax amplio y bien descendido.

CUERPO
: Su largo desde la región de la cruz al nacimiento de la cola es superior a la altura en la cruz; bien acoplado y robusto. El tórax es amplio y profundo. Hombros firmes y dorso recto.

EXTREMIDADES POSTERIORES
: Los miembros posteriores son cortos, musculosos y de huesos anchos. Vistos desde atrás deben lucir rectos. Los muslos deben ser bien redondeados y musculosos. Deben lucir voluminosos debido a la abundancia de pelo.

PIES
: Redondos, firmes y con almohadillas plantares gruesas; parecen grandes debido a la abundancia de pelo que los cubre.

COLA
: Recubierta de abundante pelo en forma de pluma y llevada alegremente sobre la espalda. De inserción alta. La altura de la cola debe ser aproximadamente la misma del cráneo, de manera que tenga el perro un perfil equilibrado.

ANDADURA / MOVIMIENTO
: De porte altivo, movimiento armonioso y desenvuelto; los miembros anteriores los dirige bien hacia adelante, con un fuerte empuje de los miembros posteriores; éstos muestran las almohadillas plantares totalmente.

PELO
: Largo, espeso, no rizado con una buena capa de subpelo. Se permite una ligera ondulación. Se recomienda mucho atarle el pelo sobre la cabeza.

COLOR
: Se permiten todos los colores. En los ejemplares de varios colores es muy deseable que tengan un mechón blanco en la frente y en la punta de la cola.

PESO Y TALLA
: De 4,5 a 8,1 kg (10 - 18 libras). El peso ideal es entre 4,5 y 7,3 kg (10 - 16 libras). La altura a la región de la cruz no debe exceder los 26,7 cm (10,5 pulgadas). Siempre será de importancia primordial la conformación y las características de la raza, y de ninguna manera debe tomarse en cuenta solo la talla.

DEFECTOS
: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados debe considerarse una falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación del estándar.

NOTA
: Los machos deberán tener dos testículos de apariencia normal
completamente descendidos en el escroto.



Dobermann West Highland White Terrier